miércoles, 15 de febrero de 2012

Se puede pescar Sábalos sin robarlos?


El Sábalo  solo se alimenta de barro orgánico;
más específicamente del detritus en descomposición
atrapado en el fango, no de los organismos
vivos del fango.


Muchas son las historias acerca de la pesca (con anzuelo y de la boca) del sábalo y mucha la información que circula por internet. Es por eso que me propuse adentrarme para investigar más acerca del tema.

Navegando por foros y webs, encontré una que me llamó poderosamente la atención,www.diegoflores.net. Web de un groso, Diego Flores, quien afirma de que esta pesca no es imposible, de hecho él la practica haciendo Urban Fishing en los Lagos de Palermo. Diferentes salidas le han hecho sacar excelentes Sabalos de increible tamaño.

Entonces decidido a adentrarme cada vez más es este fantástico mundo de la Pesca con Mosca, en el cuál me encuentro incursionando, empecé a investigar.

En sus primeros instantes de vida el sábalo preda, al igual que el dorado, pequeños organismos del zooplancton. Pero a partir de los 3 cm su sistema digestivo (desde la boca hasta el ano) sufre una metamorfosis radical, que lo transforma en un pez estrictamente iliófago.

Esto significa que solo se alimenta de barro orgánico; más específicamente del detritus en descomposición atrapado en el fango, no de los organismos vivos del fango.

Este detritus se compone principalmente de plancton precipitado (fito y zoo), hojas del ecosistema terrestre y plantas acuáticas molidas por la acción del río, y en muchas ocasiones, aguas servidas.

Digerir barro es tremendamente difícil y requiere adaptaciones muy especializadas.

Está claro que pescar sábalos imitando su alimento es absolutamente imposible. Pero en fly fishing,… ¿imitar alimento es el único camino para capturar un pez?, yo diría que apenas es unos de los muchos recursos de los que disponemos.

Como el resto de los peces, los de dieta iliófaga, herbívora o detritívora, pueden llevarse una mosca en su boca por cuestiones que tienen que ver con la curiosidad, exploración, agresión, territorialidad, estimulación con colores, movimientos o brillos.

Esta claro que sucede en mucha menor medida que en un pez cazador, pero que sucede, sucede. En nuestro caso cuando un objeto nos produce curiosidad lo inspeccionamos con las manos. Como los peces no tienen manos, obtienen información metiéndolos en su boca.

Es por eso que me puse a la brevedad a seguir buscando pescadores que hayan tenido resultado positivo con la pesca de esta especie y encontré diferentes técnicas y carnadas también. Algunos aseguran que envuelven algas a un anzuelo, otros ponen en un leader dividido en dos puñados de 3 o 4 anzuelos super afilados y muy brillosos y que ellos llaman la atención del sábalo para que los muerda, otros encarnan con pasas de uva, otros con tripa de gallina bien descompuesta y hasta he leído que lo han sacado con tiras de grasa de asado.

La verdad es que todos los pescadores tenemos algo de mentirosos, pero por las dudas voy a poner en práctica todas las técnicas para tratar de superar este desafío personal que tengo.
Vamos a ver en futuras notas que me depara la pesca y si se concreta la captura de un sábalo.

por Rodrigo Compitiello


Fuente:  extremolitoral.com.ar - foros, webs, diegoflres.net

1 comentario:

  1. excelente nota, yo solia robar en la costanera en costa salguero habia mucho en una epoca... pero esa bestia en los lagos de palermo es hermosa!! jaja abz y buena nota

    ResponderEliminar

Que te pareció esta nota ?